Cómo reparar y pintar ventanas de madera

Publicado por: Venta de Herramientas En: Categoría 1 El: Comentario: 0 favorite Golpear: 1601

Las ventanas de madera pintadas son algo muy habitual en las casas antiguas, y aun hay muchas casas que siguen contando con este tipo de ventanas. Su problema es que se deterioran con facilidad con el paso del tiempo, astillándose y perdiendo pintura.

Reparar y pintar ventanas de madera es la mejor forma, y la más económica, de lucir unas ventanas de madera de calidad.

Cómo reparar y pintar ventanas paso a paso

Para poder reparar y pintar ventanas necesitarás:

  • Masilla para madera
  • Barniz o pintura de madera
  • Decapadora
  • Lijadora
  • Lija de taco
  • Espátula
  • Papel de lija
  • Brocha/rodillo/pistola de pintura

Ahora que ya tienes todo lo necesario para reparar y pintar tu ventana, es hora de ponerse manos a la obra, ¡allá vamos!

Paso 1: Desmontar la ventana

Saca la ventana del marco, retira el picaporte o cerradura y colócala en horizontal de la forma en que te sea más fácil trabajar.

Paso 2: Sacar la pintura vieja

Este paso muy importante y mucha gente se lo suele saltar, ya que, aunque la ventana no muestre desperfectos, la pintura antigua es mejor sacarla antes de pintar de nuevo.

Lo mejor para este proceso es usar una decapadora eléctrica. Esta herramienta emite aire muy caliente para despegar la pintura antigua de la madera. Una vez despegada solamente tendremos que utilizar la espátula para retirar la pintura al completo. 

Existen decapadoras de diferentes calidad y precios. Si necesitas una decapadora profesional, puedes comprar la Hikoki RH650V. si por el contrario prefieres una decapadora más sencilla, la Ingco 0025 es una muy buena elección.

Otra opción sería usar decapante para retirar la pintura. Si optas por esta segunda opción recuerda abrir las ventanas para evitar intoxicaciones.

Paso 3: Reparar imperfecciones

Puede haber 3 tipos de irregularidades en tus ventanas:

  • Que la ventana sea lisa: Utiliza la lijadora sobre la superficie para eliminar pequeños desperfectos y los restos de barniz o pintura que no hayas podido sacar con la espátula y la decapadora.
  • Que la ventana esté tallada: En este caso deberíamos de utilizar una lija de taco para acceder a todas las zonas.
  • Que la ventana tenga arañazos o golpes: Lo mejor en este caso es que rellenes con masilla de madera las zonas afectadas, aplicándola y extendiéndola con una espátula. 

Paso 4: Pintar y barnizar

Una vez restaurada la ventana, solo te queda pintarla. Lo primero que debes de hacer es limpiarla completamente para que no tenga polvo ni serrín.

Coge una pistola o un rodillo y aplica una imprimación selladora para sellar los poros y que la pintura se adhiera de la mejor forma posible a la ventana.

Con la pistola de pintura, una brocha o un rodillo, aplica la pintura de forma uniforme. Cuando hayas acabado, deja que seque y aplica otra capa más de pintura hasta que no queden marcas.

Cuando la ventana de madera se haya secado vuelve a colocar la cerradura o el picaporte y vuelve a poner la ventana en su sitio. ¡Ya tendrás lista tu ventana de madera!

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre